sábado, 6 de marzo de 2010

UNA ORACION POR LOS QUE MUEREN - STEWART O´NAN

Tengo que reconocer que esta reseña me ha costado bastante escribirla. Cuando conocí este libro me llamó bastante la atención su sinopsis puesto que me encanta la mezcla entre historia y terror. Está escrito por uno de los autores estadounidenses mejor considerados de los últimos años. Y para añadir más leña al fuego la novela recibió el Premio International Horror Guild en 1999, a parte de otros reconocimientos literarios y buenas criticas. De hecho terminé de decidirme a adquirirlo tras leer dos críticas en webs españolas que lo ponían por las nubes. Pero os digo que ha sido una grandísima decepción, me voy a arriesgar a no coincidir con los críticos literarios que la reconocen como una gran novela pero creo que tenemos derecho a tener opinión propia aunque no coincida con la general. La historia nos cuenta la expansión de una epidemia por el pueblo de Amistad tras la guerra civil americana y como Jacob Hansen, sheriff, enterrador y pastor del pueblo se enfrenta a la plaga. Hay dos motivos principalmente por los que no me ha gustado. El primero es que no me parece una novela de terror, para mi gusto carece de las características necesarias para generarme miedo, agobio, angustia, impresión o cualquier tipo de susto. Simplemente habla de una epidemia que asola al pueblo pero ésta no genera ninguna situación aterradora (salvo unas excepciones bastante contadas), la ambientación tampoco lo es. He leído sobre la peste negra o el holocausto nazi por poner dos ejemplos rápidos que podrían considerarse terror con el enfoque adecuado pero si éste no lo es o no lo pretende son dramas o historia pura y dura. No creo que le autor haya querido darle un ambiente tétrico y apocalíptico a su libro o al menos a mi no me lo ha transmitido en absoluto. El segundo punto y principal es la manera en la que está escrito. No me refiero a lo obvio, el libro está escrito en segunda persona y presente, bastante diferente pero que te acabas acostumbrando. Pero no, esto no es lo que no me ha convencido. Realmente no me ha gustado el uso casi telegráfico de muchas frases a algunas partes del libro. A veces me da la sensación de estar leyendo telegramas, por poner un ejemplo “Una tos, y Marta cruza la habitación. Amelia resuella. Esperas hasta que termina, entonces te levantas; la camiseta te asfixia, te aprieta con fuerza mientras apartas la pesada almohada de plumas”. También he visto que se pierde en excesivos detalles, me llega a cansar leer las descripciones innecesarias de un bigote, una telaraña, etc. por ejemplo “Paseas por las habitaciones de la casa. La cuna vacía te hace salir al patio trasero. El manzano silvestre se inclina. El sol desciende y todo está ensombrecido; allí te arrodillas como un hombre que cuida su jardín, examinando las hojas por si hay chinches. La tierra de la esquina esta seca y resquebrajada; una hormiga se afana en su camino, cargando con otra hormiga encorvada…” después de esto se vuelve a levantar y se mete en casa ¿realmente nos interesa como es la hormiga o nos aporta algo la inclinación del manzano? Si esto fuera en momento puntuales o dentro de una ambientación de terror podría entenderlo como un momento de paz o meditación o intento de crear algo triste o miedo, pero se repite continuamente y suele llegar incluso a momentos que parece poesía más que narrativa de terror “Te sientas en tu escritorio y repartes cartas, perdiendo manos contra ti mismo; sales a la acera y miras la tarde. Coges tu bicicleta y vuelas entre los altos Campos. Halcones, sol, color azul.” o “Las cigarras saltan. Su huerto está marchito; las curcubitaceas están enclenques, pudriéndose en sus tallos. Miras al cielo lleno de esperanza, está tan despejado que está casi blanco, con el sol directamente encima…” después sigue con las gotas de lluvia en las hojas o un barril derramándose. Os quería poner estos ejemplos, tomados abriendo el libro al azar, para tratar de ilustraros lo que quería explicar. No soy ningún virtuoso de la literatura ni un ortodoxo de la gramática pero se cuando disfruto y cuando no con un libro y con “Una oración por los que mueren” no lo he hecho así que no os lo puedo recomendar, aunque también digo que es un libro corto y con buenas criticas, lo que significa que quizás prefirais ser vosotros los que os hagais vuestra propia impresión de la obra.


2 comentarios:

Sofía dijo...

Hola¡
Permiteme presentarme soy Sofía, administradora de un directorio de blogs, visité tu blog y está genial,
me encantaría poner un link de tu blog en mi sitio web y así mis visitas puedan visitarlo tambien.
Si estas de acuerdo no dudes en escribirme a sofia0801@live.com
Exitos con tu blog.
Un beso
Sofía Castillo

Carlos dijo...

Me recomendaron este libro hace tiempo, pero leyendo tu crítica, me parece que no me lo voy a leer.
Saludos y felicidades por tu blog.