jueves, 8 de abril de 2010

LA MANSION MONROE de RICHARD TAYLOR

Compré este libro por una sinopsis que leí por internet y que creo que era muy poco acertada. Te revelaba el final de la historia. De hecho cuando lo tuve entre las manos por primera vez y leí la contraportada, el resumen que venía era muy distinto y creo que bastante más certero en la descripción de lo que nos vamos a encontrar con la lectura. La Mansión Monroe es, a primera vista, una historia de fantasmas, de la típica de una mansión embrujada. Sin embargo, cuando empiezas la lectura te das cuenta que es más bien una historia de cómo un hombre destrozado rehace su vida tras un accidente de tráfico. De hecho me parece más una historia de amor, ambientada en una mansión embrujada, pero a fin de cuentas una historia de amor. Cierto que la historia transcurre alrededor de la casa pero en casi todo momento el relato fantasmal es algo más secundario (hasta el final todo queda dicho). Se centra más en cómo evoluciona la relación sentimental y la evolución personal de los dos protagonistas, Theo y Eleanor, que en tratar de descubrir que es lo que ronda la mansión. Al principio el autor nos cuenta como Theo conoce a Lily, se enamora locamente de ella y deciden comenzar una nueva vida con ella el pequeño pueblecito de Cambria. Allí, Lily tenía la ilusión de comprar la mansión Monroe para abrir un pequeño hotel. Desgraciadamente. el mismo día de la compra de la casa y de su boda, un accidente de tráfico sesgó la vida de Lily y dejó a Theo medio muerto y amargado. Aquí es donde empieza la historia, Theo va a la casa Monroe con ganas de morir y se encuentra con Eleanor, la extraña administradora de la casa durante los meses que estuvo hospitalizado. A partir de este momento, Theo empieza a rehacer su vida sin apenas darse cuenta, y por supuesto, empieza a ver que su nueva casa tiene más habitantes de los que parece a simple vista. El libro me ha gustado bastante, es de lectura bastante amena. La primera parte es realmente triste y al menos a mi me llegó a conmover la manera en la que una persona puede arruinar su vida en un segundo con algo tan cotidiano como un accidente de tráfico. Todas las esperanzas, sueños e ilusiones se pueden desvanecer de repente. Sin embargo este es un libro de segundas oportunidades, así que no todo acaba siendo triste. Igualmente la historia de Eleanor nos muestra a una persona que tras estar marginada toda su vida consigue florecer como una mujer completamente nueva con la que jamás hubiera soñado. Y por supuesto está la historia de fantasmas, aquí el escritor no es especialmente original puesto que sigue la línea de la típica historia de mansión con fantasmas. Apariciones iníciales que cada vez se incrementan en violencia. Creen que han terminado con la maldición tras un suceso que no voy a contar. Comprueban que no es así y llaman a una médium y a un científico para tratar de desentrañar los misterios de la casa. A partir de aquí creo que la historia se precipita bastante, el libro pasa a tener una velocidad que quizás se deja en el camino algo más de desarrollo para que las cosas no ocurran de una manera tan forzada. De tener un ritmo más pausado (que no aburrido) para conocer la historia de los personajes protagonistas, de repente el autor te introduce a tres secundarios más, que de la noche a la mañana pasan a formar un grupo de íntimos amigos. Dentro de esta precipitación también creo que está el descubrimiento del mal que habita la casa. De un capitulo a otro, sin casi apenas mediar investigación o experimentación alguna, el investigador acierta con encontrar el motivo, que por cierto es bastante peregrino y que parece un poco fuera de lugar, al menos tan de repente. Pero vamos, esto son simplemente un par de detalles, en conjunto me ha gustado bastante y tengo que reconocer que he disfrutado bastante leyéndolo. En cierta manera, me ha recordado un poco a Dean Koontz, en su libro “victimas” por la relación entre los dos protagonistas y en cualquiera de sus otras obras por los finales “estrambóticos” que suele tener. Fuera de tanto monstruo y muerto viviente me ha venido bien leer algo más reposado y con unos personajes algo más sentidos, así que os recomiendo que si lo veis en alguna estantería de librería, le deis una oportunidad que seguro que no os defraudará.

2 comentarios:

luferbal dijo...

Hola Jesús.
Has pecado de lo mismo que citabas al principio, has desvelado una parte importante del libro.
Es difícil comentar una obra sin revelar nada, pero creo que le has quitado el aliciente de lectura, que no es descubrir el final, si no vivir y zambullirte en la historia.
Aún así me sigue encantando tu blog, sigue así.

Jesús dijo...

Hola luferbal, gracias por el consejo. Efectivamente es complicado cuando haces una reseña/critica que no se te escapen "spoilers", en este he intentado que no soltar mucha más informacion de la que sacas con la sinopsis y las primeras hojas pero parece que me ha ido regular jejeje de todas formas te sigo animando a que si te interesa la trama lo leas. un saludo!